¡Barriga llena… Corazón tranquilo!

Debido a la contingencia que se está viviendo por el coronavirus (covid19) y la crisis económica que con ella trae,  en nuestra comunidad Centauro del Norte muchos de nuestros compañeros son comerciantes y salen a trabajar para ganarse el pan de cada día, es por ello que  se decidió llevar a cabo el comedor comunitario para ayudar a compañeros que se quedaron sin trabajo o simplemente por pertenecer a la población vulnerable.

El 13 de abril del año en curso fue el gran día  para echar andar el comedor comunitario en nuestra comunidad, las compañeras Lourdes, Samantha, Esthela, Marcela, Santa y Brenda  fueron compañeras que se ofrecieron para brindar su apoyo para cocinar a los compañeros que se habían apuntado trabajado que la comisión de vigilancia se encargó de llevar un censo de las familias que se integrarían,  alrededor de las 8 a.m. empezaron a  realizar las labores de cocina  la cual consistía en dar tres tiempos desayuno, comida y cena.

A las 10:00 a.m. el compañero Armando paso a los módulos a avisar que ya podían pasar al patio a desayunar,, uno por uno fueron saliendo los compañeros a comer huevo en salsa verde con frijoles que fue lo que se dio para el desayuno., se acondicionó el patio para poner sillas y mesas y los compañeros degustarán sus comidas

Para la comida se dio pollo a la jardinera con arroz blanco que se ofreció a las 3:00 p.m.  más tarde a las 8:00 p.m. en la cena se dio molletes con te.

Fue así como se inició el primer día del comedor comunitario en un ambiente de armonía y entusiasmo por impulsar el proyecto, y sobre todo el compañerismo ante los que ya no cuentan con un ingreso por la contingencia que está atravesando el mundo y demostrar que organizados podemos lograr grandes cosas.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*