Proyecto de Comunicación

 

La Voz de Villa Radio

 

En el marco del objetivo general del proyecto educativo, que en pocas palabras consiste en fortalecer a la comunidad y a la organización con conocimiento, con identidad, aprendiendo a escuchar y conocernos, y aprendiendo a organizarnos para transformar el mundo colectivamente, se plantea el espacio de Radio Comunitaria en la OPFVII (Organización Popular Francisco Villa de Izquierda Independiente) con los siguientes:

 

Objetivos particulares del espacio:

 

1. Ser un espacio de expresión de la vida y las preocupaciones de la gente de abajo

2. Permitir la comunicación de la organización con su base social

3. Ser un espacio de educación no formal para la gente de base, en donde las personas escuchen información, opiniones y reflexiones de hombres y mujeres iguales a ellos, y compartan las propias, de manera que se establezca un diálogo formativo y enriquecedor.

4. Ser un espacio accesible y agradable que al mismo tiempo educa y da formación política.

5. Difundir el proyecto organizativo de la OPFVII y su proyecto de Educación y Cultura, incluyendo sus actividades y sus principios.

6. Reconocer los grandes saberes con los que cuentan l@s niñ@s, jóvenes y adult@s en nuestra comunidad, y permitir que lo den a conocer a sus propios compañer@s. Con ello, constituirnos en una comunidad reflexiva, que escucha y que se expresa.

7. Ser un espacio a través del cual los niñ@s, adult@s y jóvenes se acerquen a los trabajos del Proyecto de Educación y Cultura, en el que puedan experimentar la diversión de hacer radio pero también la responsabilidad de comunicar. Con ello, que les permita conocer de cerca los objetivos del proyecto y les incite a participar en él de forma más activa.

 

A quién está dirigido:

 

Este espacio atenderá a toda la comunidad y se espera que también a la gente de las colonias vecinas.

Características específicas:

 

1.- Este espacio tiene que contrarrestar la información limitada y sesgada y los intentos de manipular nuestra opinión que ejercen los medios comerciales, mostrando la otra cara de la realidad, aquélla que vemos los que vivimos desde abajo el país, las injusticias, las carencias, los peligros de todos los días.

 

2. También es importante cubrir el vacío que dejan los medios comerciales que sólo transmiten lo que les conviene a algunos y no dan espacio para otras voces. En los medios comerciales, sólo los poderosos o los famosos tienen derecho a que se escuchen sus opiniones. Pero nuestra gente, nuestra comunidad, también tiene cosas por decir y quiere ser escuchada.

 

3. A esta organización y a esta comunidad nos interesa que nuestra gente conozca cosas diferentes, otras visiones, que comparta las experiencias de otras luchas en otros lados del país y del mundo, que conozca que hay otras formas de ver la vida y de hacer las cosas. No sólo las que nos venden los medios comerciales de comunicación.

 

La Voz de Villa Radio asume que la educación no sólo es un proceso que se da en la escuela. Es acercarse al conocimiento, cuestionarlo, difundirlo. La Radio Comunitaria es un espacio educativo, y sigue los mismos ejes de trabajo del proyecto educativo, que son:

 

a) Ciencia: Es el conocimiento de los mecanismos a través de los cuales funciona el mundo, la naturaleza, las sociedades, las personas, los animales, etc. Es un conocimiento que no está terminado porque todavía estamos investigando, pero es un conocimiento accesible, que todos podemos tener y todos podemos descubrir. Que nos sirve  como base para transformar ese mundo y crear cosas nuevas. Es un conocimiento que está en todas partes: en la luz, los colores, el agua, nuestro cuerpo, otros seres vivos, la tierra, etc.

b) Cultura: Es la forma en que podemos conocer a las demás personas de nuestra comunidad, de nuestro país y de nuestro mundo. La gente se comparte a partir de su palabra, su obra, su música, su forma de ser y su identidad, y conociéndolos nos enriquecemos nosotros mismos. Y nosotros también podemos mostrar lo que somos y quiénes somos a través de palabras, obras, música, tradiciones, formas de ser, etc.

c) Formación política: Es la demostración en la práctica de que la convivencia armónica es posible, que colaborando tenemos mejores resultados y que organizados podemos enfrentar cosas que no podríamos de forma individual.

 

4. En la Radio, se apoya el desarrollo integral del Proyecto Educativo mediante actividades conjuntas con otros espacios como el CEI, INEA, Apoyo a Tareas, CineClub, LibroClub, etc.

 

5. En este espacio, quien está frente al micrófono es responsable de representar la línea política de la Radio, que es la de la organización. Y tiene toda la libertad de compartir y transmitir aquello que le parezca importante, siempre reconociendo que la comunidad con la que se está comunicando tiene diferentes saberes y nadie sabe todo. Tanto l@s responsables como l@s oyentes tienen que aprender unos de otros.

 

Funcionamiento:

 

La Voz de Villa Radio transmite en el 91.7 de FM en el oriente de la Ciudad de México y a través de internet (http://www.opfvii.org).

 

Tod@s l@s niñ@s, jóvenes y adult@s de la comunidad que quieran participar en este espacio, deben acercarse a los talleres de formación que se dan continuamente. Ahí aprenderán los lineamientos políticos, y los conocimientos logísticos y técnicos necesarios para hacer sus propios programas de radio.

 

También pueden participar otras organizaciones y colectivos amigos, siempre y cuando se respeten los lineamientos y principios de este espacio.

 

Los responsables del espacio son las comisiones de comunicación que en cada espacio han sido designadas con la tarea en nuestro congreso.

 

La Voz de Villa Radio, tres años de esfuerzo

 

Con sus armas sembraron el terror, la muerte, arrasaron pueblos, culturas, tradiciones, quisieron cortar nuestras raíces, que es decir, que quisieron matar a nuestra historia, impusieron el silencio, durante siglos reinaron la explotación, el olvido, la enajenación, el odio, nos hicieron, entonces, ajenos, indiferentes, enemigos.

 

Ellos, los que detentan el poder, los siervos del imperio secuestraron nuestra imaginación, quisieron arrebatar nuestro futuro, se apropiaron de la tierra, del aire, de los bosques, del agua, robaron nuestra vida, lo convirtieron todo en mercancía, envenenados fuimos, expulsados, enterrados, talados, amordazados, mutilados fuimos, cegaron nuestros ojos, cortaron nuestra lengua, muertos vivimos.

 

Caminamos sin más destino que la nada, resignados, engañados, sumisos, adorando a dioses impuestos, inventados, anhelando ser otros, comprar lo que nos fue robado, creyendo que la muerte era la vida, que la mentira verdad, que el silencio era promesa, que con llanto calmaríamos la sed, nos hicieron creer que éramos una matrícula, una estadística, un voto, un posible consumidor, que éramos solos en el mundo.

 

Aislados nos mantuvimos, heredamos el miedo, los miedos, nuestros miedos por generaciones, los convertimos en violencia contra hermanos, contra hijos, justificamos la violencia contra el débil, convertimos nuestras fobias en inmovilidad, nuestras carencias en discriminación, en desprecio, nosotros mismos convertidos en espejo del poderoso, reflejando la explotación, la burla y el abuso.

 

Sin embargo, siempre existieron mujeres y hombres que nunca se rindieron, que sembraron con su sangre caminos de luz, y hoy, poco a poco, llega a su fin la oscuridad, porque sembraron el ejemplo, porque gracias a ellos, pese a todo, nunca pudieron matar la dignidad, ni la rebeldía, ni los sueños, esos que tiernos invitan a luchar por liberarnos, esos que, clandestinos, van recobrando la vida, rompiendo las tinieblas de siglos y siglos de explotación y muerte.

 

No pudieron robarnos la palabra, la que en noches o días de amor da rienda suelta a la ternura, la que tibia recorre por cuerpos que encontrándose van en dulces combates amorosos, la que canta, la que anuncia la vida y el mañana, la que, dulce, susurra al oído promesas que nacen al contacto de una piel y dos labios que se juntan, la misma que se quiebra y enronquece al recuerdo del compañero que arrebatado nos fue o de aquellos que aun presos siguen respirando libertad.

 

La subversiva, la que nace de la historia y va haciendo la historia verdadera, la que recobrando va integridad y conciencia, la palabra que crece subterránea, la que libre hoy recorre por ciudades y por llanos, la que rebelde camina los caminos de selvas y montañas, la palabra que libera y que organiza, la palabra que hermana, que rescata, esa que resiste y que construye.

 

No pudieron arrebatarnos la palabra, esa que hoy, terca y obstinada va rompiendo murallas, construyendo puentes diciéndonos que somos diferentes pero que nada importa si perseguimos los mismos horizontes, si compartimos sueños y objetivos. Que somos diferentes sí, que somos otros, pero que esa otredad es también respeto y admiración y orgullo porque se abre la posibilidad de llamarnos, compañeros.

 

No pudieron matar a la palabra y hoy, más viva que nunca, nos acerca, nos invita, nos conmina a construir, a construirnos y la vemos plasmada en las paredes gritando rebeldía e indignación, exigiendo justicia, y la vemos convertida en imagen, plasmada en los carteles que nos gritan, que nos anuncian que nunca más habremos de estar solos, que nunca más estarán ustedes sin nosotros y la vemos en la fotografía y en los videos como perenne recordatorio de la infamia ejercida desde el poder y contra el pueblo, pero que muestra también la resistencia de ese pueblo que, cansado de morir, ya se organiza.

 

Y hoy las palabras unidas, que es decir, nuestras voces, lentamente, pero con firmeza van rescatando nuestro aire, nuestro espacio, nuestro derecho a decir, a no callar y las radios comunitarias, las radios libres son, justamente, esa palabra, ese tejido vital, ese correo, son la posibilidad de liberar y liberarnos, de forjar otro mañana con el simple, pero perdido, ejercicio de escucharnos, de dejar de sólo intuirnos, para sabernos reales, solidarios, compañeros, son ellos que nos enseñan, día tras día, a hacer de la voz nuestra herramienta, del oído y la imaginación nuestro futuro. Hoy celebramos tres años de existencia de este esfuerzo comunitario y libre, que es la Voz de Villa Radio, que antes fue Radio Espiral y antes que eso sólo un sueño, hoy queremos compartir estos tres años de esfuerzo cotidiano, tres años que materializan muchos más en que tener una radio era deseo, necesidad, sólo proyecto.

 

Hoy la tenemos, hoy que el esfuerzo por crecer se multiplica, porque vamos creciendo en cada escucha, en cada compañera o compañero que, a través del micrófono, es capaz de romper con su silencio, que de alguna manera, es el silencio de nosotros todos, ese silencio al que quisieron condenarnos, ese futuro de sombras al que hoy nos rebelamos.

 

Son tres años de irnos encontrando, tres años de abrir nuevos caminos, de explorar, de aprender, de equivocarnos, de corregir y mejorar para seguir andando, tres años de compartir con muchos otros, con esos otros que, invisibles a veces, siempre nos acompañan.

 

Son tres años y es tiempo de agradecer, de agradecer a las compañeras, a los compañeros, a esas otras radios, a los colectivos, a las organizaciones que han participado con nosotros compartiendo sus saberes, respetando nuestras normas, tolerando nuestras fallas, de agradecer a aquellos que, incansables, solidarios, recorren el país para acercarlo y a aquellos otros que desde sus trincheras son ejemplo de constancia y resistencia, a todos ellos tenemos que agradecerles por su ejemplo.

 

Pero hoy también tenemos que alegrarnos, porque sabemos que nos vamos uniendo pese a todo, porque estamos construyendo otro mañana, un mañana igualitario y justo, porque lo vamos construyendo con estas otras voces, con estas otras luchas que no nombramos pero que están siempre presentes en donde deben estar los compañeros, que es del lado del corazón, y a las que como diría el poeta, “no sé qué les debemos/ pero eso que no sé/ sé que es muchísimo”.

 

agosto de 2009

 

Por la Unidad del Pueblo en la Lucha por su Liberación

 

Organización Popular Francisco Villa de Izquierda Independiente

 

 

LA VOZ DE VILLA RADIO 91.7 FM - FRECUENCIA LIBERADA ***** MEDIOS DE CONTACTO: TELEFONO: 55 2360 5415 ***** EMAIL: lvvr91.7@opfvii.org ***** FACEBOOK: vozdevilla villa

www.opfvii.org

2016