El dolor embarga a las comunidades OPFVII

El dolor de perder a un compañero que sin pedir nada a cambio, compartió sus palabras, su conocimiento, su amistad, su compañerismo, su solidaridad y su lucha, deja a todos y todas con un semblante de profunda tristeza por no poder escuchar más su voz y sus experiencias, de no poder ver más a ese incansable e indomable luchador.

El destino de nueva cuenta nos hace una mala jugada, tomando por la fuerza uno de nuestros más grandes exponentes de la lucha revolucionaria y por la libertad y el derecho de todas y todos, adelantando por mucho su partida y dejando un hueco que nadie podrá cubrir.

Nuestras compañeras y compañeros de las comunidades OPFVII, ofrendan esta pequeña muestra de dolor por tu partida Jaime, pero a su vez, un merecido reconocimiento a tu tenacidad, necedad y fortaleza por defender a todas y todos aquellos que no son escuchados.

Con muchísimo cariño y respeto al compañero Jaime Montejo, a Elvira Madrid, a toda su familia y a toda la Brigada Callejera.

¡Mucha fuerza compañeras, la lucha sigue!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*